martes, 3 de octubre de 2017

palabras claves para comenzar a decretar en tu día a día.

Aquí encontraras las palabras claves para comenzar a decretar en tu día a día. 

Los seres humanos somos realmente especiales y cada uno de nosotros creamos las circunstancias de nuestra vida, aunque la mayoría de las veces no lo hacemos de forma consciente.
Fuiste dotado de un poder maravilloso, el poder de la palabra hablada. Cada palabra que verbalizas tiene incluida la fuerza de tu pensamiento y la energía de tu corazón. Tus palabras moldean tu mundo de formas que a veces no alcanzas a imaginar. Tú tienes la posibilidad de manifestar en tu vida todo aquello que quieras, y esto lo puedes hacer a través de tus palabras. Y una de las mejores formas de practicarlo es por medio de los decretos. 



¿Qué es un decreto?
todo aquello que deseas se manifieste en tu vida: amor, abundancia, salud, libertad, armonía y todo lo positivo que te puedas imaginar.
Lo importante es hacerlo con la Fé de que aquello que estás decretando se está realizando, agradeciendo por la afirmación que acabas de realizar y manteniendo todo tu ser en un estado receptivo para que todo aquello que está tomando forma lo recibas en armonía y para tu mayor Bien.

Cuando decretamos lo podemos hacer en voz alta o mentalmente.

Empezar con Yo soy o Yo estoy. Son las palabras mágicas que te conectan con tu esencia y te permiten asumir tu poder interior.
- Los decretos están formulados en tiempo presente, no son para el futuro, sino se sitúan en el ahora, Yo soy feliz, Yo estoy experimentando un creciente amor por mi mismo.
- Si te parece bien, al final puedes dar gracias porque tus decretos están actuando en tu vida. La gratitud y la Fé de que esto es así permiten acelerar armoniosamente la manifestación de tu decreto.
Al decretar, hazlo desde tu conciencia y desde el amor, y ten la convicción de que todos los decretos son poderosos y serán cumplidos en su debida forma. El poder del decreto está en relación directa con el poder y fuerza de la convicción de aquello que declaras.
Por ejemplo:
- Yo atraigo a mi vida todo aquello que me permite ser feliz y pleno.


- Yo estoy permanentemente atrayendo a mi vida la abundancia, la felicidad y la plenitud que me corresponden y la comparto con todos aquellos seres que me rodean.
- Yo soy el responsable de mi propio destino.
- Yo soy uno con el universo y me permito fluir en armonía con lo divino.

Todo momento y todo lugar es adecuado para decretar, puedes continuar haciéndolo mentalmente mientras vas en dirección a tu trabajo, mientras realizas cualquier labor, antes de algún evento específico, antes de acostarte, en sí toda oportunidad en que surja el impulso de tu interior, pero sobre todo recuerda esforzarte para cumplir tus objetivos. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post