domingo, 28 de enero de 2018

CÓMO TERMINAR LO QUE EMPIEZAS

REALIZA TUS METAS 

Pon tus prioridades en orden

Toma una hoja y en la parte superior anota “Cosas por hacer mañana” (en tu guía de acción viene un bonito formato que puedes utilizar). Haz una lista con todas las metas que tienes para tu vida. Incluye las metas  grandes, por ejemplo: comprar una casa, un carro, iniciar tu negocio, cambiar de trabajo, bajar de peso, terminar tu carrera, mejorar tu condición física o irte de viaje.

Haz tu objetivo tangible y medible


Es momento de ponernos a pensar y enumerar nuestros objetivos, pensando a futuro si es posible o no ya sea a largo o corto plazo con pensamientos concretos.
Por ejemplo:
1- Ahorrar 200,000 pesos para comprar una casa.
2- Quiero ir de la talla 11 a la 9.


Conecta con tu motivación

Antes de continuar, necesitas asegurarte de que vale la pena esforzarte por esto. Responde a las siguientes preguntas:

¿Por qué quiero hacer esto?
¿Por qué es importante?
¿Realmente me voy a esforzar para conseguirlo? ¿Por qué?
¿Estoy dispuesta a enfrentar los obstáculos que surjan en el camino? ¿Por qué?
¿Qué pasa si no cumplo?


El mito de la motivación

La mayoría de la gente culpa a la falta de motivación cuando no puede conseguir una meta.


Cuando quieres encender una fogata, necesitas dos cosas: una chispa para iniciar el fuego y leña para mantenerla viva. La motivación sería la chispa, el impulso de emoción que te hace querer iniciar cosas difíciles. Los hábitos y la disciplina son la leña, lo que tus metas requieren para poderse concretar.

Evalúa y mide tu progreso

Designa un día a la semana para registrar tus avances, reflexionar y celebrar.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post