lunes, 8 de enero de 2018

El poder del incienso

EL INCIENSO Y SUS BENEFICIOS 


Los efectos que pudiera provocar el incienso se debían a los estímulos que cada aroma en especial tiene. Por ejemplo, el aroma del cedro era refrescante, así como el del eucalipto o los aromas cítricos, que además de refrescar desinfectan naturalmente una habitación donde hay, por ejemplo, algún enfermo.
Es necesario que cuando compres incienso lo hagas tomando en cuenta que éste sea de buena calidad, ya que los olores de hierbas, flores e ingredientes naturales son los más efectivos en todo sentido. Se pueden reconocer los inciensos de calidad por el olor. En algunos países de América Latina, muchas tribus indígenas fabrican incienso con ingredientes cien por ciento naturales.





Para quemar el incienso se puede colocar en un incensario, donde se prende una barrita o trozo y se hace ventilar para propagar su aroma, o en un soporte especial. Hay quienes entierran las varitas de incienso en las macetas, pero hay que tener precaución de no acercarlo demasiado a las hojas.
Lavanda: es bueno cuando queremos meditar o relajarnos, ya que relaja, calma, y además ayuda a limpiar el ambiente.
Romero: ayuda a limpiar el ambiente y a eliminar las malas energías, o aquellas que estén estancadas.
Canela: es bueno para provocar un ambiente romántico y erótico, y como estimulante creativo. Es desinfectante y crea un ambiente cálido.
Eucalipto: es ideal para el sistema respiratorio, para desinfectar y refrescar habitaciones donde hay personas con enfermedades infecciosas, o personas que padecen asma, bronquitis, tos o diabetes.
Sándalo: es afrodisiaco, favorece un estado de paz no de somnolencia sino de confort. Es ideal para eliminar malos olores como el del tabaco o el de los guisos que se esparcen por toda la casa, así como los olores de las mascotas (orines, comida, etcétera).


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post