sábado, 6 de enero de 2018

El tercer ojo y su significado en el budismo

El tercer ojo


Para los espiritualistas y diferentes religiones como el budismo o el hinduismo, el Tercer ojo es el lugar donde se encuentra nuestra conciencia y el punto de unión con el mundo espiritual. Lo consideran el centro de la clarividencia y la intuición, y lo exteriorizan con un punto rojo entre medio de las cejas.

En el marco del hinduismo, Shiva es uno de los dioses de la Trimurti (‘tres-formas’ o “Trinidad hinduista”), representando el papel de dios destructor, junto con Brahmá (dios creador) y Visnú (dios preservador). Shiva tiene un tercer ojo ubicado en su frente, representando el ojo de la sabiduría, el ojo que ve más allá de lo evidente, también conocido como bindi. En consecuencia, a Shiva se lo conoce como Tri-netri-īshwara (‘señor de los tres ojos’).
El Tercer Ojo es un símbolo asociado al despertar de la conciencia. Su concepto está vinculado al conocimiento profundo de uno mismo, a lo intrínsecamente espiritual, a la esencia inefable de cada ser humano.



También es llamado el sexto chakra o ajna, donde activa al tercer ojo. 
La energía Kundalini viaja a lo largo de la ida (izquierda) y pingala (a la derecha), hasta el polo central o sushumna.
La Ida comienza y termina a la izquierda de Susumna. Es energía femenina y se refiere al lado derecho del cerebro y el lado izquierdo del cuerpo. También es llamado “chandra” o “luna” Nadi, ya que esta relacionado con la energía lunar. Controla todos los procesos mentales.

La Pingala comienza y termina a la derecha de sushumna. Es energía masculina y gobierna el lado derecho del cuerpo y el lado izquierdo del cerebro. También es llamado “Suria” o “sol” nadi, ya que esta relacionado con la energía solar. Controla los procesos vitales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post