lunes, 22 de enero de 2018

Mudras Budistas

MUDRAS BUDISTAS
Un Mudra es un gesto sagrado realizado con las manos y que es capaz de llevarnos a diferentes estados de consciencia. Generalmente los mudras se realizan con las manos, pero también existen mudras que se hacen con los ojos, el cuerpo o mediante técnicas de respiración. El origen de los mudras es un misterio, podemos encontrar mudras en diferentes tradiciones de todo el mundo como en la hindú, la budista, la cristiana y en muchísimas culturas antiguas salen representados en estatuas y pinturas.


Mudra de la amistad: 
Esta postura te ayudará cuando te sientas solo; pues todos en algún momento nos sentimos aislados, a pesar de estar rodeados de gente. Es importante revisar que nuestra actitud nos permita “hacer contacto con los otros”. Se amable con los demás, da palabras de reconocimiento, intenta percibir lo mejor de cada quien y bájale el volumen a tu monólogo interno.

Mudra de la armonía:
Este mudra se hace uniendo tu dedo pulgar con tu dedo índice en ambas manos y expandiendo el resto de los dedos, es decir, la palma de la mano debe quedar completamente abierta y solamente la unión de los dedos índice y pulgar, hacen que se cierre un circuito de energía, que nos permitirá al relajarnos, entrar en una armonía perfecta.
Este Mudra favorece el aprendizaje y el conocimiento. Conecta con los diferentes estados de consciencia e interviene en los procesos mentales, ayudando a mejorar los estados depresivos. 

Mudra de la sabiduria: 
El mudra de la Sabiduría simboliza la unión de la consciencia individual con la Consciencia Cósmica. Aporta relajación y potencia la memoria y la concentración.

Mudra del vacio: 
Este Mudrá tiene como fin exclusivo la meditación, buscar el vacío de tu mente, para que puedas encontrar al Ser Interno que llevas dentro; realizar este mudrá acompañado de concentración absoluta en la respiración, logra eliminar el estrés y la presión mental, también ayuda a eliminar los pensamientos cotidianos y encontrar la paz, así se logra el vacío de la mente y puede proceder a entrar en contacto con la esencia de vida interna, tu espíritu, tu Yo Superior.

Mudra del amor:
Este Mudrá se forma uniendo las dos palmas de las manos, a la altura del pecho, posición que se utiliza mucho para hacer oración o como gesto de plegaria, por lo que se recomienda para realizar peticiones estando en conexión con nuestro Ser más profundo; aunque realmente su potencia máxima se obtiene al mantener las palmas de las manos unidas y elevarlas por encima de la cabeza. Este gesto es conocido en todo el mundo ya que se asocia a la oración en diversas religiones, aunque su origen es hindú y se realiza desde hace milenios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post