jueves, 22 de marzo de 2018

Arte adivinatoria por medio del fuego - Piromancia


En la antigüedad el practicante de la piromancia pasa un largo momento observando la llama, mira cómo se forma, su color, el humo, su olor. Todo tiene un sentido y todo es favorable a la interpretación. Es preciso también tener en cuenta la altura de la llama. En esta época se utilizaba la madera para hacer predicciones. El practicante de la piromancia sentía el futuro a través de la textura de las llamas. Su híper sensibilidad le conectaba al futuro. A lo largo de los siglos, la piromancia fue difundida en las áreas rurales. La gente venía a consultar para ser tranquilizados sobre las estaciones, el clima y las futuras cosechas. El fuego era considerado como una energía susceptible de decirnos qué camino tomar o evitar. La llama hablaba a los hombres, emitía respuestas que sólo el practicante de la piromancia podía interpretar. 

El término piromancia viene del griego « pyro » que significa fuego. Y « mancia » significa adivinación. Es por lo tanto una adivinación por medio del fuego, un arte adivinatorio que requiere de las llamas para leer el futuro. Gracias a la llama de una vela, por ejemplo, el vidente se concentra y logra tener visiones. Puede igualmente utilizar un hoja de papel para quemarlo. No hay una regla estricta. Sólo cuentan las llamas, no el medio. 

Si la llama es clara, derecha, bella, entonces se supone un futuro brillante. La felicidad o el éxito estarán presentes. El consultante no encontrará obstáculos, todo marcha bien en su vida, va por buen camino. 
Si la llama se divisa en dos puntas, es aún mejor y si se divisan tres puntos es excelente. Por el contrario, si la llama se orienta hacia la izquierda o hacia la derecha es signo de muerte, de enfermedad o de problemas de salud.
 Una llama que lance chispas es igualmente muy positiva. Si la llama tiene problemas para formarse, tiembla o cruje, se suponemos futuras dificultades en la vida del consultante. Si al contrario la llama se forma con facilidad y permanece fija, el periodo es espléndido, todo va por buen camino. A la inversa, si la llama se reduce de golpe o está por apagarse, la respuesta es negativa. 

La piromancia es accesible a todos, pero no está muy desarrollada en el medio de la videncia, pues su método permanece limitado. La piromancia, por ejemplo, es menos precisa que el tarot. Este método de videncia es entonces poco práctico, ésta tiene límites. El papel utilizado o la calidad de la vela tendrán una influencia en la llama, lo cual hace la interpretación menos confiable.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post