miércoles, 28 de marzo de 2018

La cara oculta de Cáncer


Su egoísmo. Si una cosa le agrada, es complacer a su contraparte. No imagina un segundo que pueda ser de otro modo. Por lo tanto, ¿Por qué haría un esfuerzo para adaptarse a su ritmo, sus decisiones, sus prioridades? Eso es todo…
Va con Piscis que hace lo que le dice. 
Choca con Escorpio quien buscará siempre dominarlo. 

Su mala fe. Decir una cosa y hacer lo contrario no le plantea ningún problema de conciencia. El corazón en la boca, el tono meloso, algunos halagos para envolver sus mentiras, monta un escándalo cuando le ofendemos al no caer en la trampa. ¡Qué descaro! 
Va con Géminis que no tiene ningún escrúpulo para ajustarse a la realidad 
Choca con Tauro que necesita sentirse en confianza. 

Su lado lunático. Un día en excelente condición. Al día siguiente todo va ir mal. ¿Por qué? Misterioso. ¿Preguntárselo? “¿No meterse en lo que no le importa?”. No hay que sufrir en silencio. 
Va con Aries quien no se da cuenta de nada. 
Choca con Piscis que toma todo en serio. 

Sus caprichos. Muy infantil, todavía tiene la ilusión que todo es permitido y que vamos a perdonarle todo. Si no tiene lo que quiere, es casi capaz de tirarse al piso o hacer sentir culpable a otro que no comprende nada o tratarle de malvado y llorar como un bebe. 
Va con Sagitario que no se conmueve por tan poco. 
Choca con Leo cuya fuerza lo intimida. 

Su nostalgia. Lleva su pasado como un incierto criminal de la justicia. Y ¡eso será arrepentimiento! Y Agravamos la situación, ¡cuestión de remordimientos! Mientras él se deprime por lo que pudo haber sido y no será nunca, el tiempo pasa. Él permanece. 
Va con Tauro que tiene dificultades para ponerse en marcha. 
Choca con Acuario firmemente orientado al futuro. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post