lunes, 2 de abril de 2018

Consejos para eliminar el dolor de espalda


Te compartimos estas posturas que puedes hacer desde la comodidad de tu hogar, te ayudaran a aliviar los dolores de la cadera, la parte baja de espalda y para mejorar toda la movilidad de tu cuerpo.

Giro de espina (Supta Matsyendrasana)

Esta postura es una de las más cómodas para la parte baja de la espalda y las caderas. También te estirará el cuello, los hombros y el pecho. Acuéstate sobre tu espalda y abraza tus rodillas hacia el pecho. Respira profundamente y luego exhala completamente, bajando ambas piernas al suelo a tu izquierda (mantén las rodillas más altas que las caderas).


Coloca los brazos a los lados, o coloca el antebrazo izquierdo en el muslo derecho (como se muestra en la foto) para alentar un estiramiento profundo, relajando ambos hombros al suelo. Mueva su mirada sobre su hombro derecho. Cierra los ojos, haz 10 respiraciones profundas, y luego suelta el aire. Repite el movimiento hacia el otro lado.

Posición del niño (Balasana)

Esta postura restauradora estira las espinillas, las rodillas, las caderas, la columna vertebral y los brazos.

Comienza con las manos y las rodillas en la colchoneta, apoya los glúteos sobre los pies y apunta los dedos de los pies hacia atrás de ti. Luego lleva tu cabeza lentamente hacia el piso hasta tocarlo. Los brazos pueden ir en dos posiciones, o rodeando las piernas para relajarte más o estirados hacia el frente.


Mantener la espalda recta y llega hacia adelante tan lejos como sea posible con los brazos. Mantenga los codos elevados y apoya tu frente en la alfombra si puedes. Toma de 10 a 15 respiraciones, y luego suelte.

El gato (Marjaryasana and Bitilasana)

Extiende los dedos y presiona las palmas de las manos contra el suelo.
Al respirar arquea la espalda hacia abajo, levanta el coxis y mirar hacia el techo. Mientras exhalas, dobla tu espalda, como haciendo una joroba, agacha tu barbilla contra tu pecho mientras cambias tu mirada a entre tus rodillas.


Haz varias transiciones entre estas dos posturas en unas 10 a 15 respiraciones. Estos movimientos crean líquido sinovial a lo largo de tu columna vertebral lubricandola y haciendo que se sienta más flexible.

Cabeza a la rodilla (Janu Sirsasana)


Esta postura es similar a la anterior y ofrece los mismos beneficios, aunque adicionalmente estira la ingle. Toma la misma posición inicial sentada hacia adelante, pero desliza la planta del pie pie izquierdo contra su muslo interno derecho.


Manteniendo el pie derecho flexionado, baja la rodilla izquierda hasta donde pueda en una posición de media mariposa. Camina con las manos por los lados de la pierna derecha mientras te doblas hacia adelante hasta donde logres bajar. Mantén esta postura durante 8-10 respiraciones, y luego sube lentamente. Cambia las piernas y repite.






No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post