miércoles, 4 de abril de 2018

El lenguaje que no sabías que une a todas las religiones


Te compartimos el fundamento universal que comparten todas las religiones existentes: la espiritualidad, la fe, la entrega y adoración a un poder supremo que es nombrado de diferentes maneras y al que se le atribuyen distintas cualidades, creadoras y protectoras. 


Ser una persona espiritual no forzosamente significa ser una persona religiosa. La espiritualidad está íntimamente ligada al sentimiento de paz interior, de que algo nos protege, de que somos afortunados por estar vivos y que, de una u otra forma, necesitamos dar al mundo algo a cambio, agradecer por las bendiciones.



Conocernos profundamente y entrar en contacto con algo superior por medio de técnicas de meditación u oraciones es una manifestación fehaciente de la espiritualidad, que por sí misma es un lenguaje que tiene la capacidad de conectar lo humano con lo divino; busca la verdad, la iluminación y el bienestar personal. Esas también son las premisas de casi todas las religiones, adaptadas de distintas formas y variantes según las creencias y tradiciones. Uno de los ejes fundamentales de la espiritualidad no es la resignación sino la aceptación y la unicidad, es decir, estar bien y en paz con lo que nos rodea, siendo incluyentes con todos los elementos. Es ahí donde radica su poder de unir creencias, credos y dogmas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post