viernes, 6 de abril de 2018

Los signos en su estado desconfiado, celoso y vengativo


Los signos en su estado desconfiado, celoso y vengativo.

Aries es celoso debido a las inseguridades 
Aries, como tiene la memoria corta, no es vengativo. Pero por esta misma memoria corta sí que puede ser desconfiado ya que a veces, Aries, que es como el niño pequeño del zodíaco, puede estar de mal humor
porque tiene hambre o está cansado y esto lo puede volver propenso a la pelea. Si además su pareja no le está prestando la atención que su mal humor necesita, Aries puede sufrir de un ataque de inseguridad insólito que puede dejar de piedra a su pareja. 
Eso sí, no es natural en el signo y así como viene se irá, porque Aries no se queda pegado en las actitudes y menos si son negativas. Suele recapacitar después de pasarle el calentón.

Tauro y sus ansias de posesión
La verdad es que Tauro tiene cierta propensión muy marcada a tener celos. No se sabe si por los cuernos que representan al Toro o por su regencia por Venus, pero Tauro, cuando está enamorado, suele asumir al otro como algo de su propiedad y es célebre lo molesto que se puede poner un tauro si alguien trata de quitarle lo que él considera que es suyo. Y claro, como Tauro tiende a planificar sus cosas con bastante antelación es probable que también pueda llegar a ser muy vengativo si decide que alguien se la ha jugado, ya que la venganza se sirve fría y para eso ayuda más el talante de tierra que el de fuego.

Géminis y la ausencia de celos
Ya que al pobre Géminis se le atribuye falta de compromiso y cierta volubilidad en las relaciones amorosas, también hay que decir que gracias a esto Géminis no suele ser casi nada vengativo, mucho menos celoso y raramente desconfiado. Está tan seguro de tener la razón que no puede desconfiar de los demás porque eso sería desconfiar de su criterio para haberlos elegido.

Cáncer y la desconfianza como base de los celos
Bueno, sí, los cangrejos si pueden ser a la vez celosos, vengativos y desconfiados; y aún peores si están mal aspectados o la luna les juega una mala pasada. Y es que Cáncer es muy sensible, lo que a veces raya peligrosamente en la paranoia y de ahí a la desconfianza y a los celos hay medio paso. Si además el otro se ha cansado ya de sus locas escenas de celos y sin sentido (porque no ha llevado atentamente el calendario lunar) entonces puede prepararse para una venganza memorable.

Leo, confianza y seguridad
De entrada, los nobles Leo no son desconfiados ni celosos. Su seguridad en sí mismos les impide caer en estas actitudes propias de gente con baja autoestima. Eso sí, si la pareja de un Leo está planeando traicionarlo y violentar con eso su seguridad, autoestima y confianza en la relación, puede estar seguro que la ira será dura y es bastante probable que avecine una leonina venganza. 
Eso sí, será del tipo, “me caso el mes que viene con tu mejor amiga y además no te invito a la boda ni te explico qué fue lo que
descubrí”.

Virgo y las proyecciones psicológicas de la inseguridad
Virgo curiosamente puede ser bastante celoso, y es que su sentido crítico que le hace buscarle diez patas al gato a todo, puede necesitar también encontrarle defectos a su pareja si esta no tiene suficientes que le sirvan de argumento para no comprometerse, entonces puede empezar a sospechar que su pareja no le ama o no lo valora correctamente en un loco ejercicio de proyección psicológica que lo puede volver muy celoso y desconfiado. Vengativo también si la cosa va a mayores.


Libra y el olvido inteligente
Definitivamente, como Libra puede ponerse en la postura del otro, raramente sentirá los celos como el resto de los signos. Es probable que si un libra o una libra descubren una infidelidad por parte de su pareja, aparte de la ira inicial por sentirse “tontos” o no haberse dado cuenta, vayan a mirar de cerca qué es lo que le ha gustado de la otra persona a su pareja y solamente se pondrán celosos si sienten que efectivamente su pareja infiel ha hecho una buena elección. Si sienten que ha escogido a una persona que consideran inferior probablemente rompan con su pareja por sentirse ofendidas. Con Libra se aplica lo que decía Borges: “El olvido es el mayor perdón y la mejor venganza”

Escorpio y la mala fama de los celos
Pobre Escorpio puesto que es acusado de estas tres cosas por la mayoría de los libros de astrología. Y en realidad lo que pasa es que como Escorpio es tan profundo, tan intenso y tan sensible, su reacción cuando se siente traicionado o engañado es doblemente furiosa porque se recrimina a sí mismo no haberse percatado del engaño. Ahora, si Escorpio no tienen razones para celar a alguien o para desconfiar será una dulce ovejita de campo. A Escorpio solamente hay que temerle si se está pensando hacerle una trastada

El afán de dominación de Sagitario
Este es otro que es un pan de dios si no tiene motivos de desconfianza. Al contrario, Sagitario parece
entregarse de cabeza y no temerle a nada por lo que acusarlo de desconfiado es absurdo. Celoso tampoco suele serlo porque va bastante a su ritmo y no le gusta que le coarten su libertad. Eso sí, hay otros Sagitario que pueden tratar de esconder un afán de dominar o reprimir a su pareja escondido detrás de ataques de celos, esto debe ser inaceptable, y es que no celoso ni vengativo aunque muy dominante suele ser Sagitario y eso lo puede llevar a caer en las otras actitudes.

Capricornio planifica su venganza
En general podríamos afirmar que todos los signos de tierra son un poquito celosos y posesivos. Les viene con el elemento predominante. Capricornio no se queda atrás, aunque será raro un Capricornio que demuestre abiertamente estos celos, lo que no quiere decir que no puedan llegar a ser intensos.
Tampoco son enemigos muy recomendables ya que suelen planificar sus venganzas con tranquilidad y frialdad.

Acuario: intolerante a la venganza
En principio Acuario no es vengativo, su mente está ocupada en cosas más sublimes o aéreas que la
venganza. Además para eso se necesitaría que alguien le pudiera causar un daño real efectivamente y eso es difícil. Su propia naturaleza le impide ahogarse en el vaso de las pasiones y será raro que quiera tomar venganza porque eso sería haber tolerado una situación que rara vez un acuario típico suele tolerar. ¿Desconfiando? tampoco. Eso sería darle demasiada importancia a los demás y demasiada poca a sí mismo.

Piscis infidelidad y celos
Piscis es un signo tan complejo que, aunque rara vez tendrá esas actitudes, podría ser que las tuviese peores que un Tauro o un Escorpio y es que con Piscis nunca se sabe. Es muy sensible y puede volverse paranoico y resentido si se siente violentado. Y aunque puede ser terriblemente celoso porque puede ser terriblemente infiel y creer que los demás son como él, rara vez será vengativo ya que cree mucho en elkarma y no va a estar con trabajos innecesarios.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post