sábado, 9 de junio de 2018

Cuando incluí estos 6 alimentos, cambio mi vida por completo


Quinua. Considerada un súper alimento. Abundante en fibra y proteínas, tiene nueve aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no produce. Por sus características nutricionales, se recomienda su consumo en etapas de desarrollo del organismo. Además es fácil de digerir, no contiene colesterol y es ideal para la preparación de dietas balanceadas y personas alérgicas al gluten.

Betarraga. Su elevado contenido de agua y fibra favorece la digestión, la eliminación de líquidos y depuración del organismo. Es rica en ácido fólico –esencial para mujeres embarazadas–, potasio, azúcares, vitaminas A y C y hierro, mineral fundamental para evitar la anemia. Estudios revelan que el pigmento que le da color a la betarraga, la betacianina, ayuda a la erradicación de los radicales libres que pueden causar cáncer en el organismo.

Aceite de oliva. Solo dos cucharas al día de este aceite ofrecen una variedad de beneficios para la salud como el fortalecimiento de los huesos, mejoramiento de la función cerebral y disminución de problemas cardiacos. Incluso, cuanto más virgen es el aceite se le asocia a la prevención del Alzheimer. Un dato extra: Grecia tiene el consumo per cápita más alto de aceite de oliva en el mundo y su población es altamente longeva.

Arándanos. O también conocidos como blueberries, es posiblemente la fruta más saludable. Estos pequeños superhéroes azules tienen la cantidad de antioxidantes más alta en comparación a cualquier otra fruta. Ayuda a mantener una presión sanguínea adecuada, neutraliza los radicales libres, mejora el funcionamiento del cerebro, mantiene una adecuada visión y es un antripresivo natural. 

Lentejas. El hierro, el ácido fólico y la tiamina son importantes nutrientes que tienen fuertes vínculos con el estado de ánimo. El hierro ayuda a estabilizar el estado de ánimo y los niveles de energía, y las deficiencias pueden ocasionar fatiga y un estado de ánimo depresivo. Incorporar alimentos ricos en hierro como la carne, brócoli, mariscos, yemas de huevo y granos fortificados con hierro (como las lentejas), puede ayudarte a sentirte bien. 

Salmón. El pescado graso, como la caballa, el salmón y las sardinas, son algunos de los mejores alimentos que puedes añadir a tu dieta para ayudarte a mejorar tu estado de ánimo. El salmón es además fuente de vitaminas y minerales, y gran contenedor de calcio. Posee altas dosis de ácido graso omega 3, conocido principalmente por ayudar a reducir el colesterol malo y elevar el bueno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post