lunes, 4 de junio de 2018

¿El practicar yoga trae desventajas?


Si estás interesado en practicar esta actividad o eres un principiante, te recomendamos que prestes atención a los siguientes puntos en los que vamos a ver si practicar yoga tiene desventajas y cuáles son. Seguro que te serán de una gran utilidad.

Alto riesgo de lesiones
Una de las grandes desventajas del yoga es que tiene un alto riesgo de lesiones. Las posturas que se realizan, en ocasiones, no son nada sencillas. Por eso, debemos tener siempre presentes lo siguientes consejos para evitar hacernos daño:

No forzar al cuerpo: Si somos principiantes es posible que no hagamos algunas posturas de manera “perfecta”. Esto no debe frustrarnos. El yoga nos permite ver cómo progresamos de forma gradual.
Realizar posturas con ayuda: Es importante que el profesor pueda ayudarnos a realizar alguna postura que sea muy difícil y en la que exista un alto riesgo de hacernos daño.
Material de calidad: Si no tenemos una esterilla de calidad y esta resbala, el riesgo de que suframos algún percance se incrementa. Por ello, es mejor invertir en materiales de calidad que nos aporten seguridad.
Céntrate en ti: Si empiezas a fijarte en lo bien que hacen una postura los demás miembros de la clase, puede que te desconcentres, que pierdas el equilibrio y te termines lesionando.

Practicar yoga tiene desventajas si nos aventuramos a correr y no respetamos los ritmos de nuestro cuerpo. Si intentamos realizar la postura del pino, por ejemplo, sin ayuda ni apoyo alguno, es muy posible que nos caigamos. Esto no solo puede derivar en una lesión, sino en una fractura.


Un profesor inadecuado
Teniendo en cuenta todo lo anterior, es necesario también que escojamos a un profesor adecuado. Imaginemos que este no tenga en cuenta el nivel de sus alumnos o desee que hagan lo que él hace sin preocuparse en si necesitan ayuda o no.

Esto podría provocar lesiones, sin ninguna duda. Además, un buen profesor de yoga tendría que estar siempre atento a cómo sus alumnos están haciendo el ejercicio. Es más, si no consiguen realizarlo, tendría que saber indicarles cómo hacerlo de manera “principiante” para después avanzar.

En el caso de que no demos con el profesor adecuado, deberíamos cambiar de clase de yoga. Nuestra salud y bienestar es importante, por lo que no merece la pena que nos pongamos en riesgo sin necesidad alguna.

El tipo de yoga
En la actualidad, practicar yoga tiene desventajas si no escogemos el tipo que nos puede ir mejor con nuestra condición física y nuestras limitaciones. Por ejemplo, si tenemos algún tipo de problema en la espalda que nos impide realizar movimientos fluidos, practicar un yoga muy “activo” no nos será nada beneficioso.

Existen algunos tipos de yoga que se basan en la meditación, otros en la búsqueda de la postura perfecta o en la realización de varias poses de manera fluida y rápida. Dependiendo de nuestra edad y los problemas que tengamos, deberemos hacer una muy buena elección del estilo de yoga que podemos realizar.

A pesar de todo esto, practicar yoga tiene muchos más beneficios que desventajas. De hecho, para muchas personas se ha convertido en un ejercicio que practican a diario. ¿Tú también hacer yoga con frecuencia? ¿Alguna vez has sufrido alguna lesión?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post