sábado, 21 de julio de 2018

Abre el chakra de tu corazón y atrae el amor


Este chakra, el cuarto, se asocia con el color verde, y se ubica justo a la altura del corazón. Para abrirlo, puedes realizar todos estos ejercicios, físicos, mentales y espirituales.

Agrega verde a tu vida

Como dijimos, el Anahata está asociado al color verde. Por eso, una gran manera de activar este chakra es a través de la naturaleza.

Prueba, por ejemplo, hacer ejercicios de yoga al aire libre. O salir a caminar por el parque. Conecta con la naturaleza, que es un gran primer paso para abrir tu chakra.

También puedes agregar plantas a tu vida. Si tienes jardín, prepara una huerta. Si vives en un piso pequeño, unas cuantas plantas de interiores harán que la energía verde te contagie.

Reconcíliate contigo

Hay una frase que puede parecer cliché, pero la verdad es que es súper real: si no te amas a ti mismo, no podrás dar amor a los demás.

Debes practicar el ejercicio de reconciliarte con la persona que eres. Las cosas que pasaron, sucedieron por algo. Deja de culparte por las cosas que no salieron como esperaban: hay muchas cosas mejores aguardándote, si tienes la intención de encontrarlas.

No puedes amar, si no te aceptas con lo que te gusta y lo que no de ti mismo. Pon la mano sobre tu corazón y di para ti mismo: “Yo te amo. Yo te acepto como eres. Eres importante. Tu vida cuenta”.

Vive el presente

Más allá del dolor que hayas pasado, o de tus temores por el futuro, debes poder enfocarte en el presente. Eso te permitirá soltar las cosas malas, y aprender a disfrutar del aquí y el ahora.

Una buena idea, sacada de la gemoterapia, es llevar siempre cuarzo rosado y una turmalina, ideales para mantener el balance de energías. Si puedes, llévalas cerca del corazón.

Otra idea es hacer un deporte y, en el tiempo en que lo practiques, enfocarte 100% en él. Nadar, andar en bicicleta o correr pueden ser buenas opciones: te ayudarán a concentrarte en el ahora.

Ama mucho

Lo más importante para destrabar el chakra del amor, es amar mucho. Prueba con asistir a un voluntariado, una actividad solidaria, o simplemente yendo a visitar a alguien de tu familia que esté pasando un mal momento y prepárale una rica merienda.

Cuando no tengas miedo de entregarte a los demás, con un amor puro y desinteresado, el amor te vendrá de vuelta sin lugar a dudas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post