domingo, 29 de julio de 2018

Maravilloso corto que nos muestra como soltar y abrazar la vida



Este maravilloso corto nos transmite la valiosa enseñanza que aprendió Dechen, un niño que está formándose en el budismo tibetano y que tiene una gran pasión por la jardinería. El chico encuentra una flor en medio de una tormenta y, para protegerla, la lleva al monasterio pero, a pesar de sus cuidados, la planta comienza a marchitarse. 

Esa situación genera un gran desconsuelo en el protagonista, que no es capaz de aceptar lo que está sucediendo. No obstante, lo que ocurre cuando decide soltar el control es simplemente mágico.

¿Qué nos deja este corto?
Todos tenemos esa flor en nuestra vida y es probable que todos en algún momento nos comportemos como el chico del corto. Esa flor puede simbolizar diferentes cosas: puede tratarse de una relación de pareja, en la que pretendemos controlar al otro porque confundimos el amor con la posesión, o puede representar al hijo al que no dejamos volar con sus propias alas.

Debemos confiar más en el curso natural de los acontecimientos, aunque estos puedan ser dolorosos. La resistencia no borrará lo sucedido, por lo que la mejor manera de continuar adelante es aceptar lo ocurrido, lo cual no significa negar las emociones sino asumirlas y encontrarles un sentido que nos permita aprender de la experiencia. Confía en que lo que debe ser será, a su debido tiempo y ten siempre en mente las palabras de Séneca: “quien sufre antes de tiempo, sufre más de lo necesario”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post