martes, 8 de enero de 2019

Tipos de meditación y sus beneficios para la sanación


Tipos de meditación y sus beneficios para la sanación 

Meditación budista
Dentro de los principales tipos de meditación, la budista es la más conocida por todos. Se trata de una técnica que es considerada como "la meditación completa" y tiene como objetivo intentar que la mente esté totalmente concentrada en el momento presente, es decir, en el "aquí y ahora".

Este tipo de meditación intenta controlar la mente así como las "interferencias" que podamos experimentar (pensamientos, sensaciones, emociones, recuerdos, etcétera). 

Cómo hacer la meditación budista
Para poder realizar correctamente la meditación budista, las personas que comienzan con la práctica tendrán que empezar centrando su atención en la respiración. Aunque parezca una tontería, resulta realmente complicado estar mucho rato concentrado en algo tan sencillo como el acto de respirar y, por tanto, serás consciente de la gran cantidad de cosas que ocurren en tu mente sin que seas del todo consciente.

Beneficios de la meditación budista
Si quieres conocer los tipos de meditación y sus beneficios tienes que tener en cuenta que la budista se centra en vivir el presente. Gracias a las enseñanzas de Buda aprendemos que una de las causas por las que existe sufrimiento en el mundo es porque vivimos más en el pasado o en el futuro que en el presente.

Practicando este tipo de meditación, conseguirás:

- Relajar tu mente
- Conectar con tu interior
- Controlar todo aquello pasajero: los pensamientos, los sentimientos, los recuerdos...
- Vivir más plenamente tu presente
- Tener el control de ti mismo y de tus reacciones

Vipassana
Otro de los tipos de meditación y sus beneficios que vamos a analizar es la meditación Vipassana. También es otra de las prácticas más conocidas en la actualidad y se conoce como la "meditación penetrante". La causa de este nombre tan peculiar se debe a que esta práctica está enfocada a que seamos capaces de ver las cosas tal y como realmente son.

Cómo hacer la meditación Vipassana
Para poder comenzar a meditar siguiendo esta técnica tendrás que seguir unos pasos que te ayudarán a ello. Lo más recomendable es que realices un curso ya que se intentan promover una serie de hábitos y conductas como las siguientes:

Conducta pura: para poder meditar con Vipassana es esencial que nos alejemos de las mentiras y, también, de la actividad sexual para, así, tener la mente totalmente preparada para ser observada al detalle.
Respiración: también tendremos que concentrarnos en la respiración, al igual que hacemos en la meditación budista.
Observar las sensaciones: el siguiente paso consiste en ser conscientes de las sensaciones que experimentamos y, sobre todo, controlarnos muchísimo y no reaccionar antes ninguna de ellas. Tenemos que convertirnos en espectadores de nosotros mismos.
Desprender amor y bondad: el objetivo de este tipo de meditación es emanar el bien en el mundo y, por eso, tenemos que limpiarnos y depurarnos para poder tener esta actitud positiva ante el mundo.

Beneficios de la Vipassana
Aquí te ofrecemos un listado completo de los beneficios de este tipo de meditación para que entiendas por qué es tan exitosa y seguida por las personas:

- Aprender a controlar nuestros pensamientos y actitudes negativas
- Relajación
- Conexión con tu auténtica esencia
- Ofrecer una esencia más amorosa y bondadosa al mundo

Qué es la meditación zen y sus beneficios
La meditación "zazen" también se conoce como "meditación zen" y lo que este nombre indica es que es un tipo de meditación que se practica sentado. La posición corporal que tenemos que tener para seguir esta práctica es mucho más estricta que en cualquier otro tipo y, para hacerla correctamente, se deben tener en cuenta estas premisas:

Debemos estar sentados en el suelo con la columna recta en todo momento
La barbilla deberá estar agachada en dirección al suelo
Las manos tienen que estar colocadas sobre el vientre
Los ojos durante la meditación zen tienen que estar abiertos y focalizando la mirada hacia abajo
Debido a esta técnica tan concreta para meditar, este tipo de meditación está pensada para personas que ya están habituados a practicar otros tipos, es decir, no es recomendable para principiantes.

Beneficios de la meditación zen
También es un tipo de práctica meditativa que se centra en la respiración y en la observación de todo lo que ocurre en la mente. Por tanto, nos ofrece beneficios como los siguientes:

Relajación y tranquilidad mental y física
Conectar con tu interior
Mayor control de tus emociones y pensamientos
Aprender a vivir el presente

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post