jueves, 5 de diciembre de 2019

Claves Budistas para lidiar con acciones toxicas

Los budistas piensan que para lidiar con el enojo se necesita entrenamiento. Para ello, existen determinadas actitudes y virtudes a desarrollar. Así, la ira no provocará consecuencias graves, ni se convertirá en una fuerza autodestructiva.

Aceptar, un eje para lidiar con el enojo
El budismo señala que la mejor forma para comenzar a lidiar con el enojo es aceptar que lo sentimos. Parece de orgullo, pero muchas personas le ponen un nombre diferente a la ira. Tratan de suavizarla o maquillarla porque les parece deplorable sentirla.

Ser un héroe
Si frente a la ira lo único que hacemos es explotar y dar rienda suelta a nuestros impulsos, significa que somos todavía muy débiles para lidiar con el enojo. Esto último solo lo logran los espíritus fuertes, los héroes. Ellos saben que quien deja salir la ira sin control, tiende a generar nuevos males.

Realismo
El enojo es una emoción que nos pone en riesgo y que atenta contra nuestra salud física y mental. No es un aliado, sino todo lo contrario: un enemigo. Sin embargo, es frecuente que aparezca una fantasía, según la cual, dejar salir el enojo sin control es una forma de reafirmarnos.
Sembrar
Según los budistas, y el sentido común, solemos recoger lo que sembramos. Por lo tanto, somos responsables de nuestro sufrimiento. Si sembramos destrucción, eso mismo cosecharemos. Si iniciamos un ciclo de violencia, tarde o temprano, seremos víctimas de ella.

Aprender del enemigo
El budismo aconseja cuidar, proteger y preservar al enemigo. En un principio puede parecer contradictorio, pero es en realidad un camino compasivo e inteligente para lidiar con el enojo. La pregunta es: ¿qué puedo aprender de esa persona, ese objeto o esa situación que me provoca ira?

Recordar la muerte
Es muy común encontrar personas que han tenido experiencias cercanas a la muerte que han cambiado su perspectiva. Sucede porque ese tipo de situaciones muestran crudamente que todo se termina, incluso nuestra vida. Por esta razón, no es bueno desperdiciarla en tonterías.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post