jueves, 5 de diciembre de 2019

Cómo afrontar el miedo según el Budismo


Los budistas afirman que el temor encuentra un territorio más fecundo en aquellos que tienen un corazón sin amor. El rencor, la envidia y el egoísmo son formas dañinas de relacionarnos con los otros.

Los budistas señalan que la esencia fundamental del miedo es el rechazo que experimentamos hacia el sufrimiento. También afirman que el dolor es inevitable, mientras que el sufrimiento es opcional. Lo primero tiene que ver con la comprensión del miedo; lo segundo, con la forma de asumirlo.

El apego es fuente de miedo
La paz mental y espiritual está en el polo opuesto al apego. Para los occidentales es muy difícil llegar a comprender esto, ya que toda nuestra lógica gira en torno al tener. Esto se refiere no solo a las posesiones materiales, sino también a los bienes afectivos o espirituales. Inclusive hablamos de “tener” amor, o “tener” paz, etc.

El budismo es una filosofía en la que se pretende dejar de tener, es decir, desapegarse. Comprender que nada nos pertenece, ni siquiera nuestra propia vida. Todo lo que llega a nuestra vida y, de hecho, todo lo que somos, no es más que una realidad transitoria.

Escapar nunca es una opción

Para el budismo, cada uno de nosotros es su propio maestro y la razón de ser de nuestros errores es el aprendizaje. Cuando no se asumen las cosas de este modo, el espíritu comienza a llenarse de temores y ansiedades. Es como si se tuviera una deuda pendiente, que apremia.


Cuando se deja pasar un error, y no se aprende de este, la situación que dio origen a esa equivocación tiende a repetirse. Es entonces cuando se experimenta una suerte de descontrol sobre la propia vida. Esto, por supuesto, hace que afloren los miedos y la sensación de debilidad en nuestro interior.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post