sábado, 7 de diciembre de 2019

Como entrenar tu mente subconsciente para lograr lo inalcanzable

El padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, en 1893, el subconsciente es el socio silencioso que pesa en cada uno de nuestros actos, pensamientos o creencias. Freud pensó que era un depósito de recuerdos reprimidos o ideas o deseos socialmente indeseables y que no podía ser controlado o conocido.

Esto ha llevado a muchas personas a creer que el cerebro humano tiene posibilidades extraordinarias que aún no somos capaces de aprovechar. Sin embargo, el subconsciente inalcanzable e incognoscible, que condiciona en gran medida nuestro comportamiento, puede ser entrenado y nuestro poder mental aprovechado.

Estímulos y éxito

Si, por definición, los esfuerzos conscientes no pueden proporcionar paso al subconsciente, los estímulos subliminales sí pueden. Al pasar por debajo de nuestro nivel de percepción consciente, que sólo puede traducirlos en destellos sin sentido sin procesarlos completamente, estos mensajes activan áreas específicas del cerebro.

Meditar
La meditación, además de ser saludable para la mente y el cuerpo, es una de las primeras maneras de intentarlo al entrar en tu subconsciente. Uno de los cambios más visibles se refería a la neuroplasticidad, o a la capacidad del cerebro para alterar su estructura y funcionamiento de acuerdo con las nuevas experiencias. Esto significa una reorganización virtual de las conexiones neuronales del cerebro. La meditación es sin duda una puerta de entrada al poder mental necesario para vivir una vida feliz y pacífica, y un paso hacia el logro de lo imposible.
Usa las herramientas
Aunque el subconsciente no se comunica directamente con nosotros, se puede hacer que responda a ciertos estímulos. La autosugestión y las afirmaciones son buenas maneras de hacer esto. Mientras que el primero requiere repetición y condicionamiento, el segundo trabaja a través del pensamiento positivo. El pensamiento positivo es mucho más simple y por lo tanto accesible a cualquier persona en cualquier momento.
Educar a tu subconsciente

Las personas evolucionan y maduran a través de las lecciones de la vida. Aunque no seamos conscientes de los valores que nuestros padres nos inculcaron, el subconsciente sí lo es. Almacenar la pasión, el dolor, el sufrimiento, la alegría, los celos o incluso el odio condicionan nuestro comportamiento.
La inspiración necesaria para cambiar tu perspectiva en la vida se puede encontrar casi en cualquier lugar. Mientras tanto, las fuerzas que antes te mantenían abajo pueden ser reorientadas para ayudarte.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post