miércoles, 18 de diciembre de 2019

Estrategias Budistas para lidiar con el estrés


Lo interesante del budismo es que nos ofrece todo un compendio de visiones y estrategias, entre ellas la meditación, con las que podemos hacer frente a aspectos tan complejos como la ansiedad y el estrés.

La importancia del «aquí y ahora»

En ocasiones, vivimos nuestros días recordando el ayer. Evocando lo que sucedió en el pasado e incluso en lo que hemos hecho esta misma mañana. Y aún más, esos recuerdos se centran generalmente en errores cometidos, en lo que hemos perdido, en las personas que nos hicieron daño o incluso tendemos a focalizar nuestra atención en todos esos elementos estresantes, que nos generan aún más ansiedad.


La importancia del no-apego

Lo ideal es establecer un apego saludable. Ama a tu pareja, pero fomenta también tu libertad, tu autoestima, tu crecimiento personal. No permitas que un apego excesivo vulnere tu autoestima, porque todo ello nos genera a su vez una alta sensación de estrés.

Eres responsable de ti mismo

¿Somos quizá marionetas con hilos que guían los demás? En absoluto. Para el budismo, el acto de liberación depende de uno mismo. En esta corriente no hay un «salvador» que venga a ayudarnos, sino que somos nosotros quienes, con nuestra fuerza interior, nuestra decisión y motivación, hemos de ser capaces de hacer frente a los problemas diarios. Plantarnos ante nuestras propias limitaciones.


Caerás en los mismos errores hasta que logres aprender de ellos

Si nuestras acciones no son las correctas estaremos creando un «karma» negativo. Para el budismo, toda persona tiene la oportunidad de enmendar esos errores en nuevas vidas, hasta que enfoque adecuadamente ese problema, aplicando una acción adecuada, es decir, generando un buen karma.
¿Qué cambios podrías hacer para encontrarte mejor? ¿Y si a partir de ahora enfocamos las cosas de otro modo? ¿Qué te parece si nos priorizamos más a nosotras mismas y generamos «karma» positivo? No lo dudes, tú eres el motor de tu vida, tú quien debe ser el artífice de tu propio bienestar. Lógralo con optimismo y con energía. ¡Lo mereces!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post