sábado, 21 de marzo de 2020

Parábola budista para ignorar a las personas tóxicas



Te compartimos esta poderosa parábola budista para ignorar a las personas tóxicas con la que te ayudaremos a ser feliz sin importar nada, sin depender de nadie o de algo, y estamos seguros que te será de mucha ayuda para tu vida.

Es muy posible que te sientas infeliz porque alguien te ha dicho algo y por eso queremos compartir esta parábola budista contigo y dice así:

“Una vez un hombre se acercó a Buda, y sin decir una palabra, le escupió la cara. Sus discípulos se enojaron mucho.

Ananda, el discípulo más cercano, le preguntó a Buda:

¡Dame permiso para darle a este hombre lo que se merece!

Buda se secó con calma y respondió a Ananda:

– No. Hablaré con él.

Y uniendo las palmas de sus manos en reverencia, le dijo al hombre:

Gracias. Con tu gesto me permitiste ver que la ira me abandonaba. Estoy extremadamente agradecido contigo. Su gesto también ha demostrado que Ananda y los otros discípulos aún pueden enojarse. ¡Gracias! ¡Estamos muy agradecidos con usted!

Obviamente, el hombre no creyó lo que escuchó, se sintió conmovido y triste”.

Sin duda alguna esta historia nos muestra que ignorar puede hacer que nuestro equilibrio interno no se vea afectado por otras personas o por los actos que estos hacen.

Solo nosotros permitimos que nos afecta y que no. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Recent Post